José Ramón Mora-Figueroa: el gran rival del Conde de Teba

José Ramón Mora-Figueroa, una de las grandes escopetas de España a la altura del Conde de Teba.

El conde de Teba fue uno de los tiradores más legendarios de la historia de la caza en España, pero no fue indiscutiblemente el mejor,  en la misma línea de puestos, los había también muy buenos.

Según el libro El Ojeo de Perdiz en España de Roberto Medem Sanjuán junto al conde de Teba hubo otro gran cazador, José Ramón Mora-Figueroa. Llegó a tener, incluso mejores números que éste durante las cacerías, pero fue menos conocido.

Nuestro protagonista tenía un perfil distinto al del conde pero como tirador también fue excepcional, donde realmente llegaría a ser la figura indiscutible del ojeo de perdiz sería en todo aquello que antecede a la cacería. Es decir, la creación de cotos y la organización de los ojeos. En este último aspecto revolucionó el mundo de la caza. Se terminaron las líneas de 12-15 puestos. Las perdices podían pasar por encima de 3-4 pantallas, y el ojeo empezó a durar muchísimo más, en algunos casos alrededor de dos horas.

José Ramón, Pepe entre sus compañeros y amigos, nació en 1904 en Jerez de la Frontera; que por aquellos años era un auténtico paraíso cinegético. Empezó a cazar muy joven, y pronto llegaría a las 25.000 piezas, de las que sólo 2.700 eran perdices. A través de su gran amistad con el conde de Teba, pronto se introduce en el mundo del ojeo de perdiz.

El Récord de Mudela.

Su presencia era normal en todas las grandes cacerías del país. En la jornada récord de “Mudela” (27 de octubre de 1963 con 4.805 perdices entre 14 puestos) fue el que más mató: 552. Consiguió mejor resultado que el conde de Teba.

mudela
Ojeo en “Mudela”, en la jornada récord, José Ramón abate 552 perdices. A la izquierda, se puede ver al Conde y a la derecha del grupo a José Ramón. El Caudillo presidía en el centro la fotografía.

El estilo de tirar de José Ramón era diferente. Su principal virtud era la precisión y la distancia, tirando siempre de forma tranquila. Se le podría definir como muy “limpio” y seguro, y suficientemente rápido. Con perdices difíciles, realmente espectacular.

Algo que impresionaba a todos los que cazaban con él es cómo se conservaba físicamente a pesar de los años. A los 80 años, consiguió su temporada récord (6.050 perdices), todas naturales, y como tirador seguía siendo un “primer espada”.

Cazó hasta la temporada 88/89 alcanzando casi las 200.000 piezas cobradas, pero atención porque más de 60.000 no eran perdices. Muy pocos a nivel internacional han alcanzado esta cifra entre tórtolas, patos, palomas, etc.

Hoy en día en España es totalmente imposible. Afortunadamente, actualmente hay cotos donde se caza según la tradición cinegética que practicaba este gran aficionado, que además de extraordinario tirador fue sobre todo un gran amante de la naturaleza y de nuestra inigualable perdiz.


 

¿NECESITAS ALGÚN TIPO DE GESTIÓN PARA TU FINCA?

[ut_button color=»green» target=»_self» link=»http://gestiberian.com/ingenieria/» size=»large» title=»SERVICIOS DE INGENIERÍA» ]SERVICIOS DE INGENIERÍA[/ut_button]

 

ACCEDE A NUESTROS SERVICIOS CINEGÉTICOS

[ut_button color=»green» target=»_self» link=»http://gestiberian.com/hunting-in-spain-andalusia/» size=»large» title=»SERVICIOS CINEGÉTICOS» ]SERVICIOS CINEGÉTICOS[/ut_button]

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.