El tiro en montería, ¿dónde hay qué apuntar?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

El tiro en montería es siempre complicado, ya que intervienen además, de la huida de los animales otros factores como ladras, emociones, sorpresa, distracción…

Todo cazador durante una montería o batida, ansía tener la gran destreza de saber cómo tirar exactamente a cada animal según las diferentes situaciones que se puedan dar. Es cierto, que además de la velocidad del animal y distancia del tiro, mucho depende el calibre, grains de la bala, longitud del cañón, tipo de pólvora, etc. El tiro en montería eficiente reúne una serie de requisitos bien gestionados.

En este artículo, vamos a dar una serie de nociones que independientemente del arma y los factores balísticos, te pueden ayudar a conseguir buenos resultados y ser muy efectivo a la hora del disparo.

Ciervo a la carrera.

A la hora de disparar sobre un venado en carrera atravesando un cortadero o en plena carrera por un limpio o testero es necesario “correr” la mano, swing. Esto implica ubicar visualmente el punto de mira detrás de la imagen del animal, empezar a mover la mano de atrás adelante sin parar el movimiento – forma rectilínea siempre – y apretar el gatillo cuando la retícula visualmente se encuentra a unos 1,5 metros por delante del pecho del animal. Esta técnica, es válida para distancias que destacan alrededor de los 50 metros (40 a 60 metros) y para los tiradores que no paran la mano. Si la distancia es más corta se reducirá proporcionalmente y en caso contrario, se alargará. Igual pasaría si el animal se desplaza con una velocidad más lenta.

ciervo
Fuente imagen: www.esperasjabali.com

Jabalí a la carrera.

Cuando lo que vamos a tirar es un jabalí, el tiro en montería y las condiciones cambian por completo. La longitud que hay que hacer un swing menor.  El jabalí tiene las patas más cortas. Por lo general, antes de romper a un cortadero, se detiene a escuchar los posibles peligros. Una vez se decide, se arranca y se descubre. Incluso en la fase de aceleración de la carrera, su velocidad es siempre más lenta que la de un ciervo. Además, y en el caso de que vaya perseguido por los perros, su velocidad es siempre inferior a los cérvidos con lo que los adelantos deben ser menores.

Detalladamente:

  • Al paso rápido: el cochino escucha jaleo y se levanta del encame para salir de la mancha. Generalmente, se desplaza a una velocidad de 11 kilómetros por hora (3 m / s) aprox. Aparentemente va más lento de lo que parece, por lo que hay que aplicar un swing entre 10 y 15 cm. Gráficamente, para clavar el tiro en el codillo, se debe apuntar a la parte posterior del cuello.
  • Al trote: escucha en las inmediaciones los perros tras su rastro. El desplazamiento se realiza a una velocidad de 22 kilómetros por hora (6 m/s) aprox. Hay que dirigir el swing un poco por delante de los ojos. Aproximadamente, en el borde de la frente del jabalí en la dirección de la huida.
  • Al galope: el jabalí siente muy cerca el peligro y acelera hasta entrar en carrera. Adquiere una velocidad de unos 36 kilómetros por hora (10 m/s) aprox. Todavía podría acelerar más, pero va con una carrera continuada. Es necesario llevar el swing 10-15 cm por delante del hocico

Balística

Estos apuntes son para tiros con calibres lentos (escopetas, 8×57, etc.). Con calibres más rápidos como 7 REM, .270 WSM y el .300 WM, se pueden realizar swings más cortos. Estos valores servirían para disparar sobre un ciervo con esas velocidades de huida.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=»20px»][vc_cta h2=»Ofertas de Caza» add_button=»right» btn_title=»Ofertas de Caza» btn_color=»green» btn_align=»right» btn_link=»url:http%3A%2F%2Fgestiberian.com%2Fservicios-cinegeticos%2F||»]Accede a nuestro portal de servicios cinegéticos.[/vc_cta][/vc_column][/vc_row]

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.