El macho montés de Ronda: el macho más al sur de Europa

¿Quieres cazar un macho montés de Ronda?

El macho montés de Ronda, el más pequeño de los que conforman el Gran Slam pero uno de los que vive en los parajes de mayor belleza.

En la Península Ibérica, nos encontramos con cuatro subespecies de machos monteses, dos de las cuales se han extinguido en tiempos recientes y en una de la actualmente existentes, se incluye el macho montés de Ronda. Estas subespecies son las siguientes:

  • Capra pyrenaica hispanica, con una distribución discontinua que se extiende por las cordilleras cercanas al mar Mediterráneo. Alcanza su mayor concentración en sierra Nevada. En esta subespecie, estarían incluidos el macho montés de Almijara (Sudeste) el macho montés de Tortosa y Beceite y el macho montés de Ronda.
  • Capra pyrenaica victoriae, distribuida de forma desigual en las cordilleras del centro y norte de España. Considerada subespecie cinegética, bajo ciertas restricciones. En esta subespecie, estaría únicamente incluido el macho montés de Gredos.
  • Capra pyrenaica pyrenaica, subespecie-tipo situada originalmente en los Pirineos franceses y españoles, llamada popularmente bucardo. El último ejemplar murió en enero de 2000.
  • Capra pyrenaica lusitanica, era conocida como mueyu. Distribuida originalmente por las montañas fronterizas entre Galicia y Portugal, se extinguió en 1892 en la sierra de Geres (Portugal).

En las serranías más al sur de Europa, encontramos el macho montés de Ronda. También, popularmente llamado rondeño.

El núcleo original del macho rondeño, en lo que a aprovechamiento cinegético se refiere, tuvo lugar con la formación del Coto Nacional de Caza de la Serranía de Ronda en 1948.

Morfología.

Se caracteriza por ser el más pequeño de los cuatro tipos de macho monteses que encontramos en España. Los individuos adultos son muchísimo más claros que los de Gredos. Comparativamente, el pelaje de machos adultos de 8 ó 9 años, se asemeja al de sub-adultos de 4 ó 5 años de Sierra Nevada. La adaptación evolutiva a las condiciones medio ambientales del extremo sur de España, le ha otorgado un pelaje más corto y una anchura craneal menor que sus parientes de otros tipos.

La cuerna, suele tener tendencia a crecer recto hacia arriba, cerrado con poca curvatura y escasa longitud, difícilmente, superan los 70 cm. Se les denomina, también, alfanje. Los medrones tienen una sección más cilíndrica y más rugosos y marcados que los machos del sureste de Andalucía. Las bases también son las más estrechas de las cuatro variedades, no superando normalmente los 22 cm.

Localización.

Se distribuye por todo el macizo del Parque Natural de la Sierra de las Nieves, en la provincia de Málaga. Además, existen otras sierras cercanas que albergan poblaciones importantes de este tipo de macho tan característico.

Casi, en las inmediaciones con los límites entre las provincias de Granada y Málaga, en el Puerto de las Pedrizas y Sierra Tejeda; encontramos otras poblaciones de cabras, con machos que presentan la forma de alfanje característica del macho rondeño. En las Sierras de Grazalema, en la provincia de Cádiz, existe una población muy estable y en continua expansión. Es tal ésta, que ya se los localiza en la Sierra de Esparteros en Morón de la Fra. (Sevilla) y en las serranías de Olvera.

Foto principal: J. Baena

Contacta directamente con el guía de caza:

Share this post

Leave a Reply