El corzo con peluca, uno de los trofeos de caza más perseguidos

El corzo con peluca es uno de los más ansiados trofeos de caza.

El corzo con peluca es un animal rodeado de misticismo y un trofeo muy deseado por los muchísimos apasionados por la caza del corzo.

La peluca es básicamente, una malformación de la cuerna debido a la escasez o ausencia de testosferona. Esto es debido a un problema o anomalía testicular desde que son crías. Provoca que no se produzca la osificación de la cuerna y nunca lleguen a desmogar. Los crecimientos interanuales van sumando, año tras año, un mayor volumen y la cuerna nunca pierde la borra. De esta manera, el trofeo siempre recubierto, adquiere grandes dimensiones.

La rareza de su trofeo y lo extraordinario de su caza se debe a que son animales nómadas, sin un territorio estable de manera permanente; ya que su ‘peluca’ les impide defenderse frente a otros machos. La peluca está formada por una membrana vellosa, con multitud de cuerpos cavernosos en su interior y muy vascularizada. Esto se traduce en una mayor sensibilidad y dolor cuando la emplean en su defensa y ataque con otros congéneres. Por esta desventaja, se ven continuamente desplazados de sus territorios y suelen ser ejemplares en contaste movimiento, de ahí la dificultad de su localización y caza.

Estos ejemplares no son homologables en las Juntas de Homologación de Trofeos.

Share this post

Leave a Reply