¿Cuál es la multa por dejar cartuchos vacíos en el campo?

En España, hay actualmente 1,1 millones de cazadores que consumen unos 350 millones de cartuchos al año y no todo el mundo recoge lo que tira. Ver un cartucho vacío y viejo entre los terrones de un coto de caza es como ver una piedra en medio del campo. Es como esa pregunta de, ¿dónde está el puesto?, sigue recto y ya verás los cartuchos.

Afortunadamente, cada vez más, la mentalidad conservacionista de muchos cazadores, propietarios y titulares de cotos de caza está frenando esta conducta y aboga por el cuidado y el respeto medioambiental.

Es imposible recoger el taco que se desprende tras el disparo, pero por lo menos hay que asegurar la recogida de todas las vainas que se utilicen. También, haciendo un pequeño esfuerzo, las que se vean durante la jornada de caza así como los comentados tacos con los que nos tropecemos. Un dato, la vida media del taco en el campo es de 450 años, las vainas de 100 a 150 años y los casquillos de 10 a 20 años dependiendo de la erosión que sufran. Hay que tenerlo muy en cuenta.

Todas las conductas que no son respetuosas con el Medio Ambiente son multadas por la Ley de Caza y además, se denuncia al infractor como al propietario o titular del coto de caza si no impide esta conducta, hay que tener esto muy en cuenta.

Según la Ley 2/2011, de 17 de marzo, de Caza. En el CAPÍTULO II (INFRACCIONES EN MATERIA DE CAZA), artículo 54, Infracciones graves. Se recoge en el apartado 49.- Arrojar o abandonar en el monte o el campo las vainas de los cartuchos usados, u otros residuos, o el incumplimiento del titular del aprovechamiento de impedir tal conducta.

El importe de dicha sanción por arrojar o abandonar las vainas o residuos se recoge en el artículo 58 – Sanciones: Las infracciones graves se penalizarán con multas de 501 a 2.000 euros y anulación de la licencia e inhabilitación para obtenerla por un periodo comprendido entre uno y tres años.

Tener un coto bien gestionado no es sólo tenerlo lleno de caza sino además, tenerlo muy limpio y por consiguiente, lleno de vida.

Share this post